Las Hurdes Cicloturistas

Si a una persona mayor de 40 años que se le nombra Las Hurdes, inmediatamente pensará en un lugar recóndito y alejado de la civilización con un nivel de vida relatívamente bajo. Sin embargo, hoy Las Hurdes ofrece al visitante un sin fin de posibilidades turísticas, y para los amantes de la bici como nosotros, una serie de rutas de lo más variado donde poder disfrutar de nuestra pasión tanto en bici de carretera como en MTB.

Si nos situamos en la localidad de Pinofranqueado,  provincia de Cáceres, una de las 7 villas que conforman la comarca de las Hurdes, podemos partir dirección Caminomorisco y Vegas de Coria por una carretera embutida en un valle formado por montañas no excesivamente elevadas pero de un verdor perenne, debido al microclima de la zona, relatívamente lluvioso y templado para la zona de la Península en la que se encuentra. Pasado Vegas de Coria podemos remontar el Río Malo por una carretera estrecha pero de singular belleza por un valle encajonado hasta llegar a Riomalo de Arriba. Allí se inicia una ascensión corta pero seria al Puerto de Casares. Esta vertiente cuenta con rampas hasta el 12% que nos harán sufrir sobre los pedales de nuestra bici.La bajada, revirada pero por carretera ancha, es de las de disfrutar, pues el paisaje es espectacular y las vistas de lo más recomendables. En Nuñomoral podemos tomar una carretera a la derecha dirección El Gasco, con una subida muy tendida que nos lleva a un pueblo espectacular por su trazado y su entorno.

descarga (3)

De vuelta a Nuñomoral  podemos descansar, dormir o lo que nos plazca, para al día siguiente o por la tarde cambiar las ruedas finas por las gordas y afrontar una preciosa y no muy larga marcha en MTB por las cercanías del Embalse de Gabriel y Galán, que como podemos ver ha dejado alguna de los meandros más importantes de la península ibérica. La ruta apenas tiene dificultad en cuanto a desnivel,  y en el principio transcurre por carretera. Una vez llegados a Riomalo de Abajo giraremos buscando el meandro (viene indicado)  entrando en una pista cementada que luego pasa a ser de tierra en buen estado durante 20 kms. Las vistas son bonitas, más cuando lleguemos al mirador del meandro, que nos dejará estampas maravillosas con la Sierra de Béjar al fondo.

Seguiremos por camino hasta desembocar en Vegas de Coria, para volver por carretera hasta Nuñomorisco y completar casi 50 kms que nos habrán dejado extasiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *