Mantenimiento de los frenos de la bicicleta

Es importante que cualquier propietario de una bicicleta, de manera periódica, dedique un tiempo para el ajuste y mantenimiento de los frenos de la bicicleta, lo cual permite que se puedan evitar algunos sustos de manera imprevista. Esta revisión se debe llevar a cabo luego de cada lavado a presión, sobre todo si se tienen instalados unos frenos de disco.

Al hacer un buen ajuste y mantenimiento de los frenos de la bicicleta, el ciclista podrá disfrutar de manera tranquila y segura de cada paseo o competencia. De igual forma, si usted es un deportista que participa en carreras por terrenos rocosos, bajadas muy pronunciadas o cualquier otro tipo de dificultad en el camino, tener los frenos en un perfecto estado le puede permitir andar con mayor tranquilidad y exigir al máximo su bicicleta.

  Sigue leyendo

El SAG de la suspensión de la bicicleta

El SAG de la suspensión de la bicicleta, que también es conocido como el prehundimiento de la suspensión, ya sea de horquilla o de amortiguador, es un anglicismo que se usa en el mundo del ciclismo (sobre todo de montaña). Este dispositivo es el que se encarga de hacer un recorrido negativo que para nuestro favor, absorbe todas las posibles irregularidades de terreno, haciendo que la barra o barras de la suspensión reboten, lo que permite mantener las ruedas pegadas a la superficie del camino.

El proceso para ajustar el SAG de la suspensión de la bicicleta es bastante fácil, pero se debe hacer con mucha atención para que todo se pueda hacer de la manera correcta. Lo primero que usted debe hacer es calcular la longitud adecuada del SAG. Para ello es importante que usted conozca la carrera del amortiguador o de la horquilla.

Sigue leyendo

Herramientas para la mecánica de bicicletas

Todos los amantes a las bicicletas pueden ser también personas que gustan de hacer por ellos mismos un buen mantenimiento a sus vehículos, así como tener la capacidad de hacer una reparación de último momento cuando se encuentran en algún camino que se encuentre lejos de un taller. Es por esto que resulta realmente importante conocer cuales son las herramientas para la mecánica de bicicletas, para que sirven y en que momento se deben usar.

  Sigue leyendo

Tipos de llantas para la bicicleta

Usar un buen par de llantas en su bicicleta le puede ayudar a que su experiencia sea mucho más agradable, y esto no importa si usted está participando en una competencia, o si simplemente quiere dar un paseo. La verdad es que las llantas son un componente fundamental, y es por esto que usted deberá elegir las llantas que más se acomoden a su estilo y necesidad. A continuación vamos a conocer algunos tipos de llantas para la bicicleta.

  Sigue leyendo

Ajustar el desviador delantero de la bicicleta

Debido a un golpe, desgaste o simplemente porque hemos cambiado los componentes del sistema de cambios, puede llegar a ser necesario que debamos ajustar el desviador delantero de la bicicleta, lo cual es una tarea que, aunque puede llegar a parecer bastante complicada, es bastante fácil de hacer.

Antes que nada, hay que recordar que el desviador delantero es el cambio que genera la posibilidad de mover la cadena desde un plato a otro en la biela. Para ajustar el desviador delantero de la bicicleta se deben cumplir tres fases:

·        Orientación del desviador

·        Regulación del desviador

·        Ajuste de tensión del cable

  Sigue leyendo

Cambiar los pedales de una bicicleta de montaña

Es inevitable que llegue el momento en que sea necesario cambiar los pedales de una bici de montaña, ya sea por una rotura, desgaste o simplemente por el deseo de tener unos pedales nuevos. Para hacer esto es necesario contar con una llave inglesa o fija y que sea de la medida correspondiente a la hexagonal de los pedales que se desean cambiar. También se recomienda tener un poco de grasa para poder proteger la rosca de los nuevos pedales.

Sigue leyendo

Montar y ajustar los cambios de la bicicleta

Sin importar si son de piñón o de plato, los cambios de la bicicleta son una de sus partes más sensibles, y esto se debe a que sobre su funcionamiento se pueden ver actuando una inmensa cantidad de factores (algunos de ellos exteriores como el barro o la lluvia). Aunque estos cambios no siempre se pueden salvar de sufrir golpes y fallar, lo mejor que se puede hacer para preservar su vida útil es mantener la bicicleta tan limpia como sea posible. A continuación vamos a ver los pasos para montar y ajustar los cambios de la bicicleta de la manera correcta.

Sigue leyendo

Cuidados básicos para tu bicicleta

Aunque fue creada alrededor de 1817 por Karl Drais, la bicicleta es todavía uno de los métodos más confiables y eficientes de transporte. A pesar de su simpleza, estas pequeñas maquinas necesitan de un buen mantenimiento para poder seguir funcionando de manera segura. Hay algunos cuidados básicos para tu bicicleta, los cuales podrán evitar que tengas que llevar continuamente tu «bici» al taller, al tiempo que van a permitir minimizar el riesgo de un accidente.

 <!–more–>

Algunos cuidados básicos para tu bicicleta

Mantén tu bicicleta lejos de la humedad: todos sabemos que la humedad puede provocar el óxido, la corrosión y la descomposición. Es por esto que mantener tu bicicleta guardada en un lugar fresco. Dado el caso de haber usado tu bici bajo la lluvia, deberás tratar de secarla muy bien antes de guardarla.

Limpia tu bicicleta: definitivamente uno de los cuidados básicos para tu bicicleta es la limpieza. Si anduviste por un terreno lleno de polvo o de lodo, lo primero que tienes que hacer antes de guardarla es lavarla muy bien. Si no cuentas con un líquido especial para esta tarea, podrás usar una manguera de jardinería, pero eso si, evitando que el agua se filtre a los rodamientos y engranajes.

Lubrica periódicamente los pedales y cadenas: ya que todas las partes móviles de la bicicleta tienen a molerse una contra otra si no tienen una buena lubricación, deberás comprar un buen lubricante especial para bicicletas. Cuando estés haciendo esto, debes tener en cuenta que no debe caer ni una gota de este líquido en las pastillas de freno o en los pedales, ya que hacerlo podría ocasionarte un accidente.

Comprueba que los neumáticos estén bien inflados: antes de montar en tu bicicleta deberás comprobar que los neumáticos tengan un nivel adecuado de aire, ya que si no lo tienen, podrían dañarse con mayor rapidez, o incluso sufrir de algún problema súbito. Recuerda que al costado de cada llanta se podrá ver impreso el nivel de la presión recomendada, el cual se indica en PSI ( o libras por pulgada cuadrada). Para verificar que los neumáticos tienen ya el nivel indicado, deberás usar un medidor de presión.