Accesorios de Bicicleta

En muchas ocasiones pasamos por alto algunos accesorios, que de no estar sería imposible el funcionamiento de una bicicleta, o por lo menos sería más incómoda de montar y conducir.  Hablaremos de algunos de estos accesorios para bicicleta que el hecho de que sean pasados por alto no significa que sean inútiles; antes, al contrario, como su uso es tan común, pasan por obvios; de hecho, son indispensables.

Estos son algunos accesorios de bicicleta que siempre vas a necesitar:

Pedales:  Cómo crees que vas a poner a rodar una bici si no cuentas con unos pedales sujetos a las bielas.  Es el lugar donde ubicas los pies y por donde transmites la fuerza de los mismos hacia los piñones y platos. Es decir, sin pedal no hay fuerza de movimiento. Es indispensable contar con buenos pedales que permitan la posición completa de la parte delantera de la planta del pie y los dedos.  Es importante, por salud y rendimiento, pedalear con esta parte del pie, sobre todo si se hacen ascensos largos y no se usan pedales automáticos.  Esto evita dolores y el pedaleo tiene más cadencia. Además de la superficie de contacto, es importante que los pedales tengan un agarre óptimo con la suela del zapato.  Por eso hay gran variedad con diferentes texturas y taches que permiten diferentes tipos de agarre.

Maniguetas o cintas de agarre: De no contar con unas, tu paseo se puede convertir en sufrimiento.  Éstas evitan que las manos se deslicen de donde deben estar.  Son indispensables en terrenos inestables o irregulares; a aparte de evitar el deslizamiento de la mano, brinda mayor comodidad en el agarre y en el manejo.  Incluso, una manigueta en mal estado o su ausencia, te puede causar problemas musculares u óseos, así que ten cuidado con este importante y obvio elemento.

Palancas de frenos: Es muy difícil rodar de manera segura si no se cuenta con ellas, o por lo menos con una.  En el caso de ciclomontañismo o de ciclismo de carretera, las dos son indispensables.  Ten en cuenta que al momento de adquirirlas se debe observar su ancho y longitud, así como su ángulo y diseño para el agarre.  También la tensión con que frenan y la fuerza que debes aplicar con la mano para que funcionen correctamente. Es muy obvia, pero una palanca incorrecta o quebrada, por ejemplo, te puede causar un accidente o no prevenirte de alguno.

Ten en cuenta estas indicaciones y estos accesorios de bicicleta, que por más obvios que parezcan son indispensables para rodar de forma segura.

Frenos de bicicleta

Una parte fundamental de cualquier bicicleta son sus frenos. Los hay de diferentes tipos y han variado mucho a lo largo de la historia.  A continuación os presentamos los más comunes y usados en la actualidad:

Frenos Caliper:

Son frenos de pinzas, de tiro lateral y los más usados en las bicicletas de carretera. Son accionados por un cable y se montan en un solo punto por encima de la rueda.

Frenos V-brake:

Son frenos de tiro lateral y se montan en los mismos soportes de frenos del marco. Los brazos son más largos y uno de ellos está conectado al cable de tiro. Aunque también son usados en bicicletas todoterreno, el uso más común se le da en las bicicletas urbanas.

Frenos de contrapedal:

Frenan la rueda trasera cuando se pedalea hacia atrás, son comunes en bicicletas antiguas aunque hay quienes deciden usarlos actualmente. 

Frenos de disco para bicicleta:

Hidráulicos o mecánicos son cada vez los más usados en las bicicletas de montaña.  Para instalarlos se requiere que tanto el cuadro como la horquilla cuenten con los puntos de anclaje. Además de que las mazas de la rueda cuenten con este sistema para la instalación del disco.

Su potencia de frenado es muy alta, incluso en situaciones climatológicas adversas o de terreno complicado, por ejemplo, en fuertes lluvias, en caminosos pantanosos o en charcos.

Los inconvenientes del freno de disco con respecto a los otros sistemas es el peso que aporta al armado final de la bicicleta. Sin embargo su eficiencia es altísima.  Por eso son más usados en ciclomontañismo que en ciclismo de carretera, pues se le presta gran atención al frenado en situaciones complicadas, incluso más que a aspectos como la aerodinámica.

La diferencia de los frenos hidráulicos de bicicleta con respecto a los mecánicos es que su accionar se da mediante la presión de fluidos y no de cables, son muy eficaces en barro, hielo y humedad.

Es importante tener en cuenta a la hora de adquirir la bici que deseamos pensar en cuáles son los frenos más adecuados.  Sin embargo los frenos ideales para tu bicicleta, siempre vienen incluidos en el armado inicial, es decir, vienen de fábrica.  De todas formar, a medida que vas conduciendo tu bici te darás cuenta de cuáles son los que más te ayudarían por su poder de frenado y mantenimiento.

Las bicicletas eléctricas

Las bicicletas eléctricas se han convertido en el método de transporte preferido para las personas que quieren hacer ejercicio sin la lucha constante del pedaleo. Este tipo de bicis están creciendo en popularidad para los viajeros y los que viven en una ciudad bastante ocupada. Es entonces esta una alternativa no tener que caminar o conducir coches, ya que son útiles para los viajes cortos, para la recreación, ir compras y viajar a la oficina y sin el estrés del tráfico o los problemas de aparcamiento.

Para todos aquellos que no están familiarizados con las bicicletas eléctricas, estos son unos vehículos híbridos alimentados por una batería y por los pedales. Al elegir una e -bike, como también son conocidas, hay varias cosas que los compradores potenciales deben considerar.

Consideraciones de las bicicletas eléctricas
Potencia: la bicicleta eléctrica es alimentada por un sistema de batería recargable. Los modelos más altos en calidad disponen de un sistema de baterías de iones de litio de manganeso, lo que asegura la carga durante aproximadamente 50 millas. La batería es extraíble y puede ser bloqueada. Este tipo de batería se debe recargar cuando no se utiliza para que pueda ser usada durante el próximo viaje .
Estilo: la e-bike estándar está disponible tanto en diseños para los hombres y las mujeres. Muchas personas prefieren un marco de aluminio ligero y durable. El asiento, el manillar y la horquilla de suspensión son características ajustables que mejoran la comodidad y el rendimiento. Las defensas con guardabarros y protector de cadena son opciones útiles que mantienen la cadena limpia y libre de escombros y enredos.

Los Faros delanteros y luces traseras ofrecen visibilidad y mucha seguridad durante la conducción en el tráfico. Los estilos de asiento varían, y por tanto algunas de ellas ofrecen una silla que ofrece un acolchado ligero y un mango con un clip para mayor comodidad y seguridad.
Conveniencia: las bicicletas eléctricas vienen con una variedad de características de conveniencia que tienen sentido para quienes las usan. Un portaequipajes integrado en el bastidor puede eliminar el cambio y la pérdida de bolsos u otras pertenencias. Un pie de apoyo efectivo debería proporcionar un  aparcamiento fácil y cómodo al tiempo que protege la bicicleta eléctrica de caídas mientras no está en funcionamiento.

Cómo desmontar una cubierta

Una situación de lo más común es que mientras montas tu bici y estás lejos de cualquier taller, sin darte cuenta, pases por encima de un clavo, de una piedra puntiaguda o no alcances a esquivar un montón de vidrios quebrados; entonces lo más común es que debas cambiar el neumático o, si no tienes uno de repuesto, parcharlo.

También existen sistemas tubeless para las ruedas de tu bici, pero en caso tal de que no dispongas de uno, deberás bajarte de tu bici y revisarla.

Si la averiada es la delantera, sueltas el eje que la sostiene a la horquilla.  Con la trasera ocurre lo mismo, pero debes asegurarte de que la relación de cambios se encuentre en el piñón y el plato más pequeños.  Luego la sueltas teniendo cuidado de que la rueda y la corona no se enreden en la cadena.

Cómo desmontar una cubierta

Cuando la rueda está separada del resto de tu bici, con tus manos haces presión a la cubierta por los costados, para comenzar a desmontar la cubierta del rin.  Luego con ayuda de tu herramienta levantas la cubierta y la separas hasta que tengas el espacio suficiente para retirar la cámara de aire.  No tendrás necesidad de retirar completamente la cubierta, con que lo hagas por un solo lado es suficiente.  Le buscas el pinchazo a la cámara de aire, para ello puedes acercarla a tu rostro e ir presionando hasta que sientas la fuga.  O en caso tal de que dispongas de agua, puedes usarla para encontrar por dónde salen las burbujas de aire.  La desinflas totalmente y luego la parchas, así: lijas, untas el pegamento, lo secas y pones el parche y haces presión sobre él.  Esperas unos segundos y echas un poco de aire a la cámara. Luego la ubicas en tu rueda, vuelves a poner la cubierta y le echas aire hasta que se tenga la presión adecuada.

Al momento de montar la rueda debes tener en cuenta que encaje perfectamente con los frenos, tanto si son en V o de herradura; si son frenos de disco que queden alineados con la mordaza.

Aprietas con fuerza el eje hasta que la rueda quede segura y firme. Luego verificas el funcionamiento y problema resuelto.

Ajustar el tenedor de suspensión

El tenedor de la suspensión absorbe el impacto de los obstáculos encontrados a lo largo del camino o carretera. Esta característica evita que los impactos de la carretera se puedan transmitir al ciclista. El diseño sólo es plenamente eficaz, pero solo si el tenedor se ajusta correctamente. Todos los tenedores difieren en tamaño y peso, y el ajuste de suspensión de un tenedor para un ciclista puede que no sea el adecuado para otro piloto.

Un par de ajustes llamados «hundimiento» y «rebote», permiten movimientos en la bobina para ajustarle según las preferencias personales y estilo de conducción. El hundimiento es el grado de compresión del tenedor bajo el peso del ciclista. La amortiguación de rebote es la velocidad con la que el tenedor regresa a su posición normal después de la compresión.
 

Cómo ajustar el tenedor de suspensión
Párese frente a la bicicleta y presione hacia abajo en el manillar para comprimir el tenedor delante tanto como sea posible para tener una idea del recorrido total del tenedor. Seguidamente deberá atar un trozo de cuerda de manera uniforme en la parte inferior de la barra de horquilla del tenedor de la suspensión, donde el tubo se encuentra con el alojamiento inferior.

Luego deberá montar la bicicleta, y hacer uso de una pared para apoyarse, para seguidamente asumir una posición de conducción normal. Ahora deberá atar un segundo pedazo de secuencia alrededor de la parte inferior de la barra de horquilla, y para esto, seguramente necesitará la ayuda de otra persona.

Desmonte de la bicicleta. Tenga en cuenta la cantidad de distancia entre la segunda cadena y la parte inferior de la barra de horquilla. La distancia debe ser aproximadamente una cuarta parte de la distancia del recorrido total, tal como se mide por la primera cadena. Si la distancia es menor, la precarga del amortiguador está fijada demasiado alto. Si la distancia es mayor, la precarga del amortiguador está demasiado baja.

Gire el dial encima del tubo del tenedor en la dirección correcta. Al girar el dial en sentido horario disminuye el hundimiento. Vuelva a montar la bicicleta, y asuma la posición de conducción normal. Continué el ajuste, girando el dial de precarga en la dirección correcta, hasta que el hundimiento sea más o menos una cuarta parte de la distancia del recorrido total del amortiguador.

Suspensión en una bicicleta

Al momento de hablar de suspensión en una bicicleta, nos remitimos inmediatamente al ciclomontañismo.  Las amortiguaciones tienen la función principal de hacer más suave el manejo cuando se conduce por caminos ásperos, con muchas raíces, rocas, piedras sueltas o terrenos irregulares.

La suspensión también ayuda a obtener un mejor frenado, sobre todo en descenso.  Sin embargo sentirás qué tan benéfica puede ser una suspensión en la bicicleta cuando desciendes por terrenos muy irregulares.

Hay, básicamente, de dos tipos: delantera y trasera.  La primera se puede acoplar a cualquier cuadro de BTT dependiendo de las dimensiones de acoplamiento y los recorridos permitidos por marco.  La suspensión trasera, viene acoplada al cuadro y aunque se puede sustituir por otra, este cambio resulta más técnico, pues depende del tipo de geometría del cuadro.

Para iniciarse en el ciclomontañismo, una bicicleta con suspensión delantera es más que suficiente.  Pero a medida que vas desarrollando tus habilidades y tu técnica, y dependiendo del tipo de descensos que hagas puedes decidirte por una bicicleta full suspension, es decir, con amortiguación delantera y trasera.

Por ejemplo, si te decides por el enduro o el down hill lo más aconsejable es una full suspension, sin embargo hay quienes la usan para cross country, pero pocas veces sucede al contrario, son pocos los que hace descensos duros en una bicicleta de marco rígido y si lo hacen, optan por una suspensión delantera con buen recorrido.

El recorrido en una suspensión de bicicleta

Se llama recorrido a los milímetros o centímetros que tiene una suspensión para amortiguar y absorber un golpe o los baches del camino.

Para decidirse por una u otra suspensión los aspectos más comunes a tener en cuenta son:

El recorrido

El peso total

El material de fabricación, que influye en el peso

Tipo de amortiguación: mecánica, de aire, hidráulica

Regulación del rebote y del recorrido

Bloqueo de la suspensión

Los recorridos más comunes son de 60, 80, 100, 120 y 140 milímetros.

Algunas marcas que fabrican amortiguadores para bicicleta son:

Zoom

SR Suntour

Marzzochi

Rock Shox

Fox

Limpiar y lubricar la bicicleta

Limpiar y lubricar la bicicleta es uno de los procesos más importantes que se deben hacer para que este pequeño vehículo pueda mantener un funcionamiento realmente óptimo. Cuando en la bici hay algunos restos de barro y polvo, o simplemente cuando la suciedad ya es bastante visible, sobre todo en la transmisión, es realmente necesario dedicarle el tiempo a esto, ya que si no se hace, se pueden recortar los tiempos de vida de todos los componentes, además de que se pueden sufrir problemas en los cambios y frenadas.

Como limpiar y lubricar la bicicleta

El primer paso es simplemente remojar un poco la bici, usando preferiblemente un cubo lleno de agua (sin usar detergente). Si desea usar una manguera, que no sea a presión, y tenga mucho cuidado de no mojar el eje de pedalier o los bujes.

Si la bicicleta tiene un poco de barro en los bajos o en la transmisión, se debe eliminar usando un cepillo suave y un poco de agua. Tenga en cuenta que la parte dentada de plástico del cepillo para bicicletas puede servir para ayudar en la eliminación del barro que se haya acumulado dentro de los piñones.

Ahora, luego de haber quitado la mugre más gruesa, se puede pasar al lavado como tal, y para ello puede usar un poco de agua jabonosa (si es posible, puede usar un poco de agua tibia). Para partes tales como el manillar, el sillín, el cuadro y la horquilla, será suficiente con pasar una esponja suave, pero recordando que los sillines que son de cuero no se deben lavar directamente.

Ahora, haciendo uso de un cepillo para bicis, se procede a limpiar los piñones, platos, desviadores, cadena, pedales, bielas y las levas de los frenos. Seguidamente, con el mismo cepillo, se trabaja en todos aquellos rincones un poco inaccesibles.

Si usted cuenta con un desengrasante en spray especial para bicis, se puede usar para lograr un acabado realmente impecable, y para que al momento de lubricar nuevamente la bicicleta, el resultado pueda ser el más óptimo. Limpie también la cadena y los pedales, los cuales debe dejar bien secos antes de empezar a lubricar y engrasar todas las partes.

Ahora que tiene la bici bien limpia y seca, puede proceder a lubricar. Tenga en cuenta estas piezas, que siempre deben tener una correcta lubricación para que puedan mantener un correcto funcionamiento:

  • Cadena
  • Desviadores
  • Frenos
  • Cables de desviadores y frenos
  • Ejes de giro del sistema de blocaje (en pedales automáticos)

Apretar o aflojar los frenos de bicicletas

Los frenos de bicicleta están diseñados para ser muy potentes y seguros. Sin embargo, usted tiene que hacerse cargo de un mantenimiento preventivo para que no vayan a fallar al momento de las frenadas. Los frenos de las bicicletas sólo tienen dos problemas:

  • Estar demasiado apretados
  • Estar demasiado flojos

Los frenos que están demasiado apretados rozan la rueda y hacen que rodar sea menor fácil, además de generar un mayor desgaste en el freno como tal. Por su parte, los frenos que se encuentran demasiado flojos no proporcionan suficiente potencia de parada. Mantenerlos bien ajustados permite entonces que su conducción sea más fácil y más segura.

 

Cómo apretar o aflojar los frenos de bicicletas

Antes que nada, es importante recordar que este proceso sólo se aplica a las bicicletas que utilizan un freno montado en el bastidor. Las bicicletas con frenos de disco hidráulicos debe ser reparados por un mecánico cualificado.
Levante la bicicleta fuera de la tierra y haga girar cada rueda. Si la fricción es muy débil, el problema se puede solucionar mediante el tornillo de freno (alineación).

Gire lentamente el tornillo con un destornillador de estrella, en cualquier dirección, hasta que el freno no haga contacto con el borde. Trabaje lentamente, y con frecuencia deberá girar la rueda para comprobar si todavía hay roce. Un pequeño ajuste debería ser suficiente para que la rueda pueda rodar libremente.

Un frotamiento grave requiere un ajuste del cable de freno. Usando una llave ajustable o una llave Allen (hexagonal) , deberá aflojar la tuerca que sostiene el cable del freno. Deje que el cable se afloje un poco y vuelva a colocar la tuerca.

Haga girar la rueda para comprobar si todavía está frotando. Apriete la palanca del freno varias veces para asegurarse de que la nueva holgura en el cable ha alcanzado el freno. Afloje el cable adicional si es necesario.

Inmediatamente, delante de la palanca de freno del manillar se puede ver un ajustador de tornillo, a través del cual pasa el cable de freno. Gire el regulador hacia la izquierda para aumentar la tensión en el cable de freno y por lo tanto aumentar la potencia de frenado.

Pruebe los frenos de tensión. Si se puede tirar de la palanca del freno hasta el fondo en el manillar, podrá seguir añadiendo tensión. Si el regulador no añade la suficiente tensión, el cable del freno se debe tirar más fuerte. Ahora, deberá volver a llevar el ajustador a la mitad de su rango de ajuste, dándole unas vueltas en sentido horario.

Bicicletas para iniciarse en el Mountain Bike

Iniciarse en el Mountain Bike es algo que puede ser divertido y lleno de adrenalina, pero si no se logra elegir la bicicleta adecuada, la experiencia podría ser un poco tormentosa. En el mercado actual se pueden encontrar diferentes marcas y modelos que tienen cientos de características, por lo que esto podría ser un poco complicado poder saber cual será la bici más adecuada para cada persona. A continuación les mostraremos algunas buenas bicicletas para iniciarse en el Mountain Bike y que pueden ser bastante buenas para esta actividad.

Algunas buenas bicicletas para iniciarse en el Mountain Bike

Orbea Sate: con un cuadro Orbea MTB hecho de aluminio y con horquilla de suspensión delantera SR Suntour CSR LO de 100 mm. de recorrido, esta es una muy buena bicicleta que puede ser bastante atractiva para quienes están empezando en esta actividad. Sus ruedas son Orbea Disc con neumáticos Kenda MTB. Lo mejor de todo es que esta bici tiene 5 tallas de cuadro disponibles en el mercado, los cuales tienen 3 colores diferentes para seleccionar.

Conor 8500 Acera-Alivio: dicha bici tiene un cuadro Conor de aluminio 6061 con horquilla de suspensión delantera SR Suntour XCM Remote de 100 mm. de recorrido. Sus cambios  y desviador son de marca Shimano Acera, mientras que el cambio trasero es Shimano Alivio de 9 velocidades. El eje de pedalier es también Shimano Acera y tiene unos desarrollos de 22/32/44T.

Rocasanto BK-RCLEA-007: esta es otra de las buenas bicicletas para iniciarse en el Mountain Bike, o incluso para quienes ya tienen algo de experiencia en este gran deporte. Lo mejor de todo es que sus componentes son de marcas tales como Shimano, Promax, Kenda, Zoom, Neco, Saccon, Falcon, Protek, KMC, Feimin y Herrmans, lo que permite saber que su calidad es realmente alta. Una de sus principales características es su doble freno de disco mecánico Shimano BR-M375.

Specialized HardRock Sport Disc: con un buen tenedor SR Suntour con bloqueo, potentes frenos de disco hidráulicos Tektro, y llantas de aleación de doble pared, la bicicleta Specialized HardRock Sport Disc está preparada para rodar por senderos de montaña y junglas urbanas. Su marco está totalmente conificado de aluminio A1 Premium con tubo diagonal ORE para hacer que dicha bici sea más ligera, más dócil y mucho más durable.