Ciclismo francés, una tradición de grandes gestas de Tour

El ciclismo tiene un buen pellizco de fama en el país galo y no por casualidad. Las gestas de sus ciclistas a lo largo del siglo XX y la posesión de las grandes carreras en su territorio nacional ha colaborado en hacer de este deporte uno de los más populares y seguidos. Desde que Maurice Garin ganase la primera edición del Tour de Francia en 1903, se inició el mito de la ‘Grande Boucle’, que más de cien años después continúa vigente. 

El elenco de figuras que copa el palmarés de la prueba es signo de la grandeza que ha acumulado durante muchos años, con muchos galos enrolados en las gestas que han aupado al Tour a los altares ciclistas. Petit-Breton fue el primero en ganar dos ediciones, justo antes de que el ciclismo belga pusiese la base de una europeización de una competición a la que acudían todos los grandes corredores del momento. Pronto se sumaron Luxemburgo, Italia o Suiza, ya en los años 50, donde el ciclismo era a su vez muy popular.

En Francia aparecieron los grandes campeones, aquellos que universalizaron su ciclismo. Tras Bobbet, ganador de tres ediciones, Anquetil fue el primero en hacerse con cinco victorias en la mejor carrera del mundo, una plusmarca que nadie ha podido superar. Lo logró enfrentándose a un incómodo Poulidor, que se ha ganado la fama mundial a ser segundo en cualquier disciplina deportiva. Tan sólo tres corredores han podido igualar los cinco de Anquetil: Merckx, Hinault e Indurain. Otro mítico francés se encargó de derrotar al ‘Caníbal’ para dar paso a otro galo que haría historia: Bernard Hinault. Fignon alternaría durante sus años gloriosos.

Desde 1985 no se ha registrado ninguna victoria gala en su carrera, pero bien es cierto que durante muchos años ha tenido una gran presencia Richard Virenque y, en menor medida, Thomas Voeckler. Ahora comienza a sacar la cabeza una generación magnífica de jóvenes que en poco tiempo copará los primeros puestos del Tour de Francia, que continúa siendo la referencia del ciclismo galo e internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *