Coll de Pradell. El rey de los Pirineos.

Los Pirineos son una cordillera mítica para el aficionado al ciclismo porque algunas de las más grandes gestas del deporte del pedal se han escrito en sus laderas. Especialmente, en el Tour de Francia. Por eso tendemos a pensar que los puertos más duros de la cordillera que separa Francia y España están, precisamente, en el lado francés. Pero hay un puerto que es más duro que la mayoría de puertos franceses, con una dificultad acumulada cercana a la del Tourmalet, y que está a este lado de la frontera: El Coll de Pradell.

bergueda

Estamos en el Berguedá, comarca del norte de Cataluña con capital en Berga, en el corazón de los Pirineos. En la zona noroeste de la región se encuentra la Sierra de Peguera y la del Cadí. Entre ellas se encuentran las ascensiones que culminan en el Coll de Pradell.

Son tres las ascensiones que vamos a estudiar en este artículo, si bien todas comparten algún punto entre sí. La primera de ellas comienza en Guardiola de Berguedá. Cogemos la carretera que va hacia Berga y al poco nos desviamos hacia la derecha. Los 7 primeros kms ofrecen una dureza intermedia, con zonas entre el 5 y el 7% muy mantenidas. La carretera está en buen estado y nos permite disfrutar de diversas panorámicas sobre los Pirineos que nos rodean. Llegamos al km.1o tendremos un primer descansillo que nos deja una preciosa panorámica sobre la mole de Pedraforca. El descansillo se tornará en franco descenso durante 2 kms que aprovecharemos para respirar. Llegados a la localidad de Saldes comienza lo más duro. Especialmente cuando pasados dos kilómetros, a la altura del Col de Trapa, giremos a la izquierda buscando el Coll de Pradell. La carretera empeora ligeramente y las rampas aumentan. Nos quedan sólo 5 kms de ascensión, con una media del 7,5% y zonas del 11%. La naturaleza nos toca mientras pasamos por esta zona de carretera estrecha y fuertes rampas. Coronaremos a más de 1700 metros de altitud sin ningún tipo de indicación. La ascensión consta de 24,5 kms y un desnivel de 1150 metros, con un acumulado de 1300 y una pendiente media del 4,2%. Un coloso que rondaría la categoría especial en cualquier ronda profesional. pradell1

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *