El océano de la bicicleta

Cada vez más viajeros optan por llevar consigo sus bicicletas de vacaciones. Sin duda es una de las mejores formas de descubrir todo aquello que se sale de lo corriente, de los destinos empaquetados, de la gran masa de turistas que siguen precisamente ese tipo de vacaciones fáciles y de descanso. El placer de rodar por las llanuras de Argentina, por las montañas de Chile, por la escarpada fachada de Noruega, por los gélidos desiertos de Islandia o, incluso, subir puerto a puerto los bellos Alpes. 

El ciclismo se ha extendido. No sólo como deporte, sino como medio de transporte. Un medio de fácil acceso, que tiene buenas contrapartidas como el desplazamiento, el poder llegar a sitios mucho más inaccesibles. El exceso de tráfico, que choca precisamente con esa búsqueda del antiestrés y tranquilidad, empuja a buscar alternativas. Además, la bici no sólo se desplaza por carreteras, y aún dentro de los caminos los más estrechos quedan dentro de las posibilidades a explorar.

rocasanto

América es un continente muy variado. Las comunicaciones siguen siendo difíciles, dada la distancia y que el Océano Atlántico y el Pacífico les separe de Europa y Asia respectivamente. Cada vez las líneas aéreas ven más usuarios que transportan sus bicicletas y dan cada vez más facilidades para volar con el caballo de acero. Sudamérica es cada vez más un destino para recorrer en bicicleta, con los Andes como un valor seguro en lo paisajístico y en lo orográfico.

Países como Chile o Argentina, donde el auge del ciclismo es una realidad, reciben miles de visitantes que tienen como excusa el turismo para cabalgar a lomos de su compañera de viaje. Es otro tipo de movimiento, cada vez más extendido y que permite variar los planes de un día a otro si fuese necesario. El cicloturismo de alforjas vuelve a estar de moda, pasa por un buen momento. Incluso al otro lado del charco. ¿Qué importa si la recompensa es mayor que el esfuerzo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *