El Pavé de Madrid

Las clásicas del centro de Europa nos traen fuertes emociones y a la vez también nos dan un poco de envidia. Nos gustaría, como amantes de la bici, poder entrenarnos en esos muros y en esos tramos de adoquín botoso. Tendemos a pensar que apenas hay tramos de ese estilo en España. Pero alguno hay. Los hay más o menos antiguos y los hay modernos, los hay llanos y los hay en cuesta. Eso sí, nunca demasiado largos. Aquí os traemos un artículo sobre el pavé de Madrid, que haberlo, haylo.

Comenzamos esta ruta en la Glorieta de Marqués de Vadillo, al lado del río Manzanares. Pocos lugares más castizos que este para empezar este paseo por Madrid. Nos dirigimos hacia el Paseo 15 de Mayo para enseguida empezar la primera subida empedrada. Se trata de la subida a la calle Comuneros de Castilla, con un empedrado antiguo. La pendiente no es muy alta, pero las dos curvas en que consiste la subida le dan un toquecito interesante. Giramos para volver a la calle General Ricardos, que ascendemos hasta llegar al cruce con la Calle de la Oca. Por aquí, giramos a la derecha y bajamos hacia Laguna. Seguimos por asfalto, bajando por la calle Caramuel. Llegando al cruce con el paseo de los Olivos y giramos a la izquierda, para llegar a la Calle Clemente Fernandez y ascender por la rampa más fuerte de la jornada. Los 200 metros iniciales son empedrados con rampas hasta el 16%. Luego la pendiente suaviza y sigue el empedrado hasta llegar al Paseo de Extremadura.

Desde allí bajamos hacia la Ronda de Segovia para dirigirnos por una leve subida hasta la Puerta de Toledo. Giraremos a la izquierda para subir la fuerte rampa de Ribera de Curtidores, coger la calle Arganzuela y bajar por la Calle Embajadores hasta Ronda de Valencia. Desde allí subiremos por las calles Lavapies y Jesús y María por tramos empedrados y rampas fuertes. Llegados a Tirso de Molina giraremos a la derecha para bajar por la Calle Atocha  y la Avenida Ciudad de Barcelona hasta Puente de Vallecas. Allí subiremos por la Avenida de la Albufera y justo en el Alto del Arenal giraremos a la derecha por la Calle Pedro Laborde, con 500 metros empedrados en llano. Bajaremos por Buenos Aires y Entrevias hacia la zona del Planetario. Desde allí subiremos por los paseos de la Chopera y Yeserías para poner punto final a nuestro paseo por el pavé madrileño. Un pavé mucho más interesante de lo que a priori podría parecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *