El Pavé de Segovia.

Sí, no es lo mismo que el pavé de Bélgica, pero la temporada de clásicas bien puede hacernos querer probar esos muros de Flandes y esas largas rectas de Roubaix plagadas de piedras. Ya adelantamos que el nivel de dificultad en el pavé no es el mismo aquí que allí, pero tambien decimos que hay algunos tramos que, por sus características, bien pueden recordarnos a aquellos muros de Bélgica y Francia.

Situamos nuestra salida en el mismo Acueducto romano de la capital segoviana. Si nos situamos de espaldas a él mirando hacia afuera de la ciudad, hemos de tomar la calle de enfrente. Primer tramo de adoquin, en suave descenso, antes de girar a la derecha ya en asfalto dirección Trescasas. Comenzará aquí la primera ascensión del día, la subida a San Cristóbal de Segovia. Seguimos recto hasta Trescasas, donde giraremos a la izquierda dirección Torrecaballeros por una zona de repechos. Allí cogeremos la N-110 hacia Collado Hermoso, girando hacia Sotosalbos y Turégano antes de llegar. Kilómetros de sosiego por una carretera muy estrecha pero bien asfaltada antes de afrontar un segundo tramo adoquinado. Será en Turégano. Toda la población está atravesada por una calle adoquinada ancha pero de firme irregular, que provoca bastantes sobresaltos. La ligera subida adoquinada al castillo pondrá el remate. Seguimos hacia Cantalejo para tomar dirección Sebúlcor. Nos espera la subida más dura del día. La subida al Alto de Villar por una carretera estrecha e irregular se empalma con la subida a Sepúlveda. Comienza siendo asfaltada, pero en seguida se convierte en el tercer tramo de adoquín del día. Tiene zonas hasta el 8% y la dificultad del empedrado varía, hasta acabar siendo muy fácil.

Salimos de Sepúlveda dirección Duratón, tras visitar un pueblo realmente histórico, con origen en el S.X. El regreso será más complicado, por terreno plagado de repechos. Llegamos primero a Perorrubio, y luego tomamos carretera dirección a Veganzones por una zona de continuo sube y baja. Volvemos a pasar por Turégano, con su tramo adoquinado, dirección Torrecaballeros. Será un tránsito complicado, con constantes sube y baja y dos repechos especialmente duros, llegando a Losana y Adrada de Pirón.

Llegando a Brieva giramos a la derecha para llegar a Espirdo y a La Lastrilla, donde afrontaremos un repecho para buscar Zamarramala y buscar la parte inferior de Segovia. Desde aquí a meta todo es adoquín. La subida por Santo Domingo es llevadera, pero cuando giremos por la calle Doctor Velasco las rampas llegan al 10%… sobre adoquín. Hacemos un par de requiebros para llegar al Alcazar. Giramos por Gral. Martínez Campos para afrontar otro repecho y pasar cerca de la Catedral antes de bajar al acueducto para terminar con este tránsito de 150 kms por la provincia de Segovia y su pavé.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *