El puerto de Ancares, un gran desafío

El puerto de Ancares , un gran desafío

El puerto de Ancares se puede considerar como uno de los más intensos y duros de la Península. Aunque esta afirmación puede resultar molesta, pues se identifica al Angliru como el puerto más duro de España, lo cual es un error, debido a que el coloso asturiano no es un puerto, sino un alto, una carretera que termina en su cima.

No obstante, Ancares es un “puerto natural”, esto es, que comunica dos valles, presentando por completo 4 vertientes: 3 en la cuenca del Navia y una en la cuenca del Sil, todas ellas sensacionales, destacándose en especial la de Pan de Zarco.

El comienzo del puerto conduce a las orillas del Río Balouta, en la parroquia de Rao y, desde un primer instante, es posible apreciar que éste no se trata de cualquier puerto. Se encuentra rodeado por una exuberante vegetación y rampas que se encuentran inmersas en ella, aparentemente, no parecen excesivas, sin embargo se avanza con cierta dificultad.

El puerto de Ancares se caracteriza por subidas que toda la primera parte, rara vez descienden del 10 %, por lo que los kilómetros parecen infinitos, mientras que se transita a media ladera y los ciclistas se aproximan a la brañas. Estos espacios naturales poseedores de agua, eran empleados por el ganado en ciertas épocas del año.

En la cima del puerto

En la cima del puerto, en otra época, toda la familia se pasaba a vivir al cuidado de los animales. Luego de cruzar este territorio el puerto finalmente se humaniza, aunque los ciclistas deben enfrentar algunos tramos más de exigencia, antes de terminar uno de los ascensos más duros que con seguridad permanecerán en la memoria.

La vertiente de Pan do Zarco

Para resumir, la vertiente de Pan do Zarco es la más intensa, en comparación con la del imponente Mortirolo. Después de ella, se ubica la dureza de Balouta, que incorpora además el puerto de Sierra Morela como recorrido previo obligatorio (también para Pan do Zarco). La vertiente de Tejedo es un verdadero y real muro, con sus últimos 5 km rondando el 12%, y la de Piornedo, si se realiza desde Navia, es muy extensa e irregular donde se alternan descansos con inmensas rampas.

De acuerdo a la altimetría que constituye el perfil del puerto de Ancares, el tramo hasta Pan do Zarco es, simplemente, demoledor. El ciclista se encontrará con 7 kilómetros al 11 % de media, que lo obligará a valerse de desarrollos apropiados y apretar los dientes como jamás se lo había imaginado. La clasificación del Puerto de Ancares representa lo máximo para un ascenso, totalmente fuera de categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *