Ion Izagirre gana el campeonato más prometedor

El equipo español amplía su racha en los campeonatos nacionales y se adjudica un nuevo maillot. Ion Izagirre en esta ocasión ha sido el agraciado, con la protección decisiva de Alejandro Valverde, que ha finalizado segundo tras haber ganado el título de contrarreloj. 

Difícil resulta para el resto de competidores plantear batalla a un conjunto tan numeroso en carrera y con ciclistas de tanta calidad. Ya Valverde jugaba con ventaja física sobre el resto, una vez que los ‘extranjeros’ han decidido no correr debido a las polémicas de las dietas impagadas que salieron a la luz semanas antes de la competición. Con menos efectivos, Caja Rural parecía poco rival para la mejor formación del pasado año en el ciclismo mundial. La sorpresa surgió en la tercera plaza, donde un excepcional Carlos Barbero se colgó el bronce del cuello. Una buena forma de dejarse ver. El ciclista de la Fundación Euskadi es uno de los ciclistas españoles con mayor futuro en la ruta.

Imposible para el joven alcanzar al dueto de cabeza, compuesto por el campeón y el murciano, que ha cedido la victoria a uno de las más brillantes promesas que contiene el Movistar en sus filas. Fue un gesto hermoso de un corredor que ya fue campeón en 2008, cuando se impuso a Óscar Sevilla en las calles de Talavera de la Reina.

Se ha dado un bonito espectáculo, con muchos equipos representados en las fugas y gente joven con mucho peso en carrera. Txurruka y Verona han sido dos de los más activos del pelotón, aunque sin premio final. Luis León Sánchez sólo pudo ser cuarto y quinto ha sido el prometedor Eduard Prades. Egoitz García, Jordi Simón, Jesús Herrada y el propio Verona han finalizado entre los diez primeros, lo que da idea de la calidad de la nueva oleada de talento que se aproxima al pelotón español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *