La anatomia de una bicicleta

La bicicleta se introdujo por primera vez en Europa en el siglo 19. En la actualidad su número es superior a los mil millones en todo el mundo. Ellas se utilizan como un modo principal de transporte en algunas zonas del mundo, pero también se han desarrollado como una forma muy popular de entretenimiento, recreación y deporte. En este artículo vamos a conocer un poco sobre la anatomía de una bicicleta.

La configuración básica y la forma de una bicicleta común ha sido alterada muy poco desde el primer modelo impulsado por cadenas, el cual se desarrolló en 1885. Sin embargo, algunos detalles sutiles se han mejorado con el creciente uso de equipo y los avances en la tecnología de materiales. El uso de las tecnologías modernas han hecho posible la producción de diseños especializados para los diferentes tipos y usos de la bicicleta.

Piezas de una bicicleta típica

Ruedas: sin duda alguna, esta es una de las partes más importantes de cualquier vehículo. Las ruedas iniciales utilizaban un concentrador de madera con un eje de acero, radios de madera y un neumático de hierro que se montaba en el exterior. Las ruedas que se utilizan en el mundo moderno tienen un centro de metal, radios de hilo metálico, un rin de metal para mantener los radios y un neumático de caucho en la parte exterior.

Marco: la mayoría de las bicicletas usadas hoy en día tienen un marco con forma de diamante. El triángulo delantero se compone del tubo superior, tubo de dirección y el tubo de sillín. El triángulo trasero es compuesto por el tubo del sillín, los tirantes y vainas emparejados.

Conjunto de embrague (que se compone de los pedales): esta es la parte que hace girar los brazos de manivela, que a su vez están conectados a una rueda dentada y engranajes que impulsan la cadena y hacen que la rueda trasera gire.

Asientos y dirección: la dirección se hace posible mediante el manillar, que es la parte encargada de hacer girar la rueda delantera. El asiento puede ser diseñado para generar una mayor comodidad, permitiendo que el ciclista pueda hacer sus recorridos de manera suave y más rápida.

Frenos: los sistemas de frenos utilizados en las bicicletas modernas son de diversos tipos, pasando desde los tradicionales frenos de pastillas, hasta los sistemas de freno de disco. El frenado de las bicicletas es de accionamiento manual, funcionando solo cuando se pulsan las palancas de freno instaladas en los manillares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *