La primavera, época de bici

Sale el sol, llueve poco, las temperaturas son agradables… los condicionantes perfectos para que la bici sea nuestra compañera durante estos meses. Cualquier hora es buena par cogerla y hacernos unos kilómetros por los caminos o carreteras de nuestra zona. La primavera es, sin duda, una época genial para difrutar de la bici en todo su esplendor.

Puede que nos salga un dia lluvioso, o puede que salga claro. Puede que los caminos tengan algo de barro,  o puede por contra que estén casi completamente secos. La primavera es una estación cambiante, y cambiantes serán las condiciones que tengamos sobre nuestra bici. Pero ya no tendremos que llevar mucha ropa encima, sólo con lo básico más un chubasquero (por si acaso) en la mochila tendremos suficiente.

En cuanto a los arreglos de la bici, hay que hacerle pocos. Si queremos cambiar los tacos gordos de las cubiertas por otros más ligeros, debemos tener en cuenta el estado de las pistas por las que vayamos a transitar. En el caso de que elijamos la bici de carretera, una puesta a punto normal será suficiente. Revisar frenos, desviadores y cadena…y a disfrutar.

En ruta, es posible que nos encontremos con viento, si bien esto dependerá de la zona por la que salgamos. Siempre es desagradable salir con viento, pero las zonas quebradas y con subidas y bajadas sueles estar bien protegidas del mismo. Es cuestión de buscar la salida idónea.

Por lo demás, la primavera es esa estación que alarga las horas y que nos deja estar con la bici hasta las ocho y media de la tarde con buena visibilidad. Así que por temperatura, por condiciones climáticas y por las ganas que tenemos es difícil encontrar una época más propicia para disfrutar de «la burra». Así que ya sabeis, disfrutad a tope de la época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *