La regeneración del ciclismo francés

Días felices vive el pelotón francés tras su segundo y tercer puesto en el podio final de los Campos Eliseos de París. Jean Christophe Peraud y Thibaut Pinot pudieron lograr lo que ningún otro compatriota había conseguido en diecisiete años, desde que Richard Virenque finalizase en segunda posición tras Jan Ulrich en 1997. Mucho más hace desde que dos galos subían al cajón final, desde 1984, donde Laurent Fignon se impuso a Bernard Hinault. 

¿Por qué este periodo de sequía? Durante muchos años ha existido un compromiso extremo con la lucha antidopaje y han sido muy estrictos primero con sus propios corredores, que han debido dar ejemplo. El caso Festina tuvo graves consecuencias. Escapadas y algún que otro coqueteo con el cuarto puesto de la general final como el de Voeckler en 2011, que ha encarnado el tipo de ciclista francés que ha caracterizado a una generación. Luchadores, buscadores de etapas, buenas condiciones, pero poco motor para gestas mayores. Añoranza de otros tiempos y visión a largo plazo.

Moncoutié, Casar y Chavanel han sido los otros dos estandartes. El primero ha encarnado la muestra del clásico ciclista que no llega a más debido a la presión a la que se ve sometido por los medios. Destacó precisamente en la Vuelta, alejado del Tour de Francia. Sylvain, en cambio, ha asumido en gran parte el peso de esta década. Luchador en las clásicas y las grandes vueltas, su palmarés demuestra poco de lo que realmente es. Casar se vio enterrado por las grandes expectativas que siempre hubo en su entorno. Incapaz de responder a ellas, se vio achicado pese a ser un muy buen ciclista.

El resultado de esa paciencia es la actual generación de buenos ciclistas. Pinot, uno de los escaladores de referencia en los próximos años, Peraud, veterano regular, Bardet, la clase y la garra para las grandes vueltas, Demare y Bouhanni, la magia de los últimos metros… Una polivalencia que ha tardado en llegar, pero lo hace para quedarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *