La Sierra de Francia, santuario cicloturista.

Proponemos hoy una salida en bici por la coquetísima y bonita  comarca de La Sierra de Francia.Situada en el Sur de la Provincia de Salamanca, la zona es una pequeña maravilla repleta de puertos que por su belleza y riqueza paisajística hay que visitar. Además los que disfrutan exigiéndose sobre la bici también tendrán su ración: La zona es muy exigente.

La preciosa localidad de La Alberca es uno de los lugares más bonitos de toda la Provincia de Salamanca y posiblemente de toda España. Nos deplazaremos en coche hasta aquí para llevar a cabo una ruta de lo más pintoresca y dura .

 

Desde La Alberca descenderemos plácidamente admirando las parameras de la Sierra de Francia a nuestra derecha. Llegaremos a la localidad de El Cabaco, para girar a la derecha buscando el rio Francia. Desde allí podremos admirar las sierras circundantes llenas de verdor en cualquier momento del año. Poco más adelante cambiaremos de carretera. Dejaremos la buena carretera que traíamos para dirigirnos a Las Casas del Conde y desde allí afrontar, entre castaños, la ascensión a Mogarraz.

mogarraz

 

Serán casi 10 kms con rampas entre el 6 y 7 % envueltos en castaños, por una carretera en buen estado pero rugosa. El puerto se corona pasado el pueblo del mismo nombre. Giramos a la izquierda y descendemos camino de Sotoserrano. El descenso será largo y poco pronunciado. Llegaremos a dicha localidad y giraremos buscando Las Mestas, entrando por unos kilómetros en Extremadura. Aquí el microclima de la zona ha creado un valle donde los colores cambian según la estación del año, pero que nunca dejan de pasar desapercibidos. La belleza del encajonadísimo valle dejará paso a unas maravillosas vistas que nos proporcionan sus 10 curvas de herradura. A cambio de ello tendremos que sufrir sus rampas entre el 6 y el 8%. Una vez coronado el Portillo de las Batuecas, descenderemos hasta La Alberca. Nos queda la opción de subir a La Peña de Francia desde aquí. Sólo los más valientes se atreverán. Ya llevaremos en las piernas 80 kms y dos buenas subidas, y nos restará otra más, añadiendo, con el regreso 35 kms a nuestras piernas.

En definitiva, una ruta bonita y dura para probar nuestras piernas en una de las comarcas más curiosas y dignas de visitar del país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *