Puerto de Coll de Pradell

Puerto de Coll de Pradell-2

El puerto de Coll de Pradell, posee dos vertientes muy exigentes. Una de ellas es la vertiente “natural” por la cual se asciende por Vallcebre desde Guardiola de Berguedá y la que representa todo un desafío para quienes deciden subir por el Coll de Fumanya, y la vertiente de descenso. Estos puertos se encuentran en perfectas condiciones ya que están asfaltados.

El recorrido por Coll de Pradell es posible incluirlo en una misma etapa con los especiales de paso, como el Collfred que se encuentra al comenzar La Vuelta. La vertiente de Guardiola de Berguedá permite a los ciclistas realizar el ascenso por la Collada Sobirana. Se recomienda hacerlo de esta forma en dirección contraria debido a que sería muy peligrosa por el estado del firme, con terrenos hormigonados y angostos.

Otra buena opción podría ser incluir en el recorrido una etapa con final en La Pobla de Lillet que resulta muy interesante para Pradell porque estaría cerca de la Collada Sobirana y aproximaría el coloso a la meta. La Pobla llegó a ser final en La Volta 2009 por lo que si en futuras ocasiones se retoma esta localidad, lo mejor sería que los organizadores se atrevan a incluir el Coll de Pradell. Otras excelentes alternativas para un perfecto final son Guardiola de Berguedá o Bagá, cerca del descenso del puerto.

Sin embargo, uno de los inconvenientes que pueden presentarse para incluir este puerto consiste en la complicada financiación de las etapas, porque a parte de la clausurada estación de Rasos de Peguera, hasta el momento ninguna etapa de La Vuelta ha presentado final en la comarca del Berguedá, y asimismo tendría que considerarse dónde es posible ubicar la salida. Por esta razón se proponen finales en estaciones de esquí sobresalientes como Port del Compte o pequeñas como Coll de Pal y en Bergá que posee 17.000 habitantes.

Con seguridad se convertiría en una de las etapas más difíciles realizadas en los Pirineos en la historia de LaVuelta. Por otro lado, se puede endurecer aun más agregando el Cdo. de Sant Isidre como se realiza en la etapa de Coll de Pal, extendiéndola a los 208 Km. Y adicionando un segunda más exigente. O llevando a cabo un recorrido por un segundo paso por Pradell que significaría todo un desafío. El puerto Coll de Pradell es el sitio donde se comienza el ataque y se endurece el camino debido a que no existe descanso hasta llegar a la meta, las fuertes rampas del corto Sobirana se pueden volver infinitas, y aunque La Creueta tienda a ser más llana, luego del cansancio producido por la anterior prueba se observará un espectáculo que ninguno de nosotros se querrá perder. Después del puerto todavía se deberán superar dos etapas. La primera de ellas da paso al descenso hacia La Molina y ya en la estación, con el propósito de incluir un final en pendiente y no en descenso, se hace un bucle bajando primero para finalizar después en ascenso hacia la zona alta de Supermolina, donde existen varios “parkings”.

Éste es tan solo un breve acercamiento descriptivo sobre el Puerto de Coll de Pradell, como puedes apreciar en este artículo son numerosas las vertientes que puedes tomar para realizar tu propio recorrido y superar el gran desafío. ¡Anímate y demuestra de qué estás hecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *