Puertos de montaña de mayor dificultad en España

Puertos de montaña de mayor dificultad en España

España es reconocida como una de las naciones de gran tradición ciclista y una de sus pruebas más relevantes es la Vuelta a España. Asimismo existen numerosos grupos de aficionados que salen los fines de semana para realizar recorridos, marchas u otro tipo de pruebas no competitivas.

Las características de la geografía española posibilita generar rutas diversas para el ciclismo de carretera como extensos rutas de llano, trazados próximos al mar, rutas por el desierto y desniveles de montaña que se adaptan a toda clase de preferencias.

Entre las diferentes opciones, el ciclismo de carretera predomina, en especial, los puertos de montaña como gran objetivo. En este artículo te invitamos a conocer los puertos de mayor complejidad en España. Su grado de dificultad depende de si el entrenamiento se enfoca en la distancia o en el desnivel, sin embargo existen puertos muy duros así los ciclistas cuenten con la mejor preparación.

Puertos españoles de mayor complejidad

1. Angliru (Asturias)

Este puerto exige de una gran preparación por parte de los ciclistas: 12’6 kilómetros con un desnivel de 1.266 metros. El Angliru se encuentra dentro del recorrido de la Vuelta a España y la gran mayoría de los ciclistas profesionales lo describen como el puerto más duro que han tenido que enfrentar.

2. Bola del Mundo o Alto de Guarramillas (Madrid)

El puerto de la Sierra de Guadarrama posee una distancia de 21’8 kilómetros y un desnivel de 1.350 metros. Se caracteriza por una ascensión de gran dificultad de 3’2 kilómetros con cuestas que sobrepasan el 20% de desnivel. La Bola del Mundo es posible apreciarlo desde distintos ángulos de la Comunidad, debido a que tiene incorporado un gran repetidor de televisión. Este puerto se conoce como ‘Bola del Mundo’ porque allí se realizó la instalación de las primeras antenas que emitían un programa con esta particular denominación.

3. Cuitu Negro (entre León y Asturias)

El Cuitu Negro es un puerto que posee una extensión de 2,8 kilómetros de la estación de esquí de Valgrande-Pajares y de igual forma hace parte del trazado de la Vuelta a España como lugar de tránsito o como final de etapa. Posee una distancia de 11’24 km y un desnivel de 641 metros, sin embargo revela un mayor grado de dificultad al final de la ascensión: tres durísimos kilómetros que alcanzan un 25% de desnivel.

4. Peña Cabarga (Cantabria)

Este es otro de los puertos de paso obligado por la Vuelta a España en finales de etapa. Se caracteriza por seis kilómetros de ascensión al 9’2% y una máxima del 18%. Los ciclistas que logran coronarlo agradecen el esfuerzo. El recorrido se prolonga por la Bahía de Santander y sus valles. Adicionalmente, si el día lo permite, es posible apreciar los Picos de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *