Recorrido por el puerto de montaña Peña Cabarga

pena cabarga

Antes de comenzar el recorrido por este puerto de montaña conviene realizar un calentamiento durante los primeros kilómetros de preparación para afrontar la dificultad del ascenso. Si se parte de Santander, es necesario tomar la carretera nacional Santander – Burgos. Al pasar por Carrefour de Peñacastillo y a la altura de Muriedas hay que desviarse hacia la izquierda que conduce hacia el Astillero.

Cuando nos encontramos en este sitio, se debe salir a la antigua carretera Santander – Bilbao y a unos 14 kms. de Santander, justo allí se encuentra una señal para tomar el desvío hacia la derecha ( 8 kms. desde Solares que conducen hacia la antigua Bilbao-Santander). A partir de este momento empieza el gran desafío. Los 3 primeros kilómetros es prudente recorrerlos con tranquilidad, aquí el desnivel medio se halla alrededor del 10 % . Es importante conservar un ritmo en el que no se avance de manera muy forzada porque aún en ese tramo falta mucho por ascender. Cuando se llevan recorridos 3 kms empieza un falso llano con una leve inclinación al descenso que tiene una duración de 500 metros, una buena oportunidad para descansar las piernas. Desde aquí faltan solo 2 kilómetros y medio
para alcanzar la cima.

Luego de recorrer este tramo, las rampas regresan a un 10% momento del recorrido en el que solo falta aproximadamente un kilómetro para llegar a la meta, allí es prudente tener cuidado debido a que las cuestas se empinan demasiado exigiendo gran capacidad física y mental. La rampa más empinada posee un 22% de desnivel. Una vez superada esta etapa del recorrido que dura 200 metros, aunque éstos para los corredores se vuelven eternos, no falta nada más que medio kilómetro para llegar a la cima con una pendiente media del 8%.

Cuando llegamos a la cima podemos disfrutar de una vista sensacional si el día se encuentra despejado que nos permite contemplar la Bahía de Santander y todos los valles que la rodean, e incluso se pueden apreciar los Picos de Europa. Para nuestro regreso al hogar es necesario realizar el mismo trayecto que se hizo inicialmente. Si buscas vivir esta experiencia en solitario o en grupo, ánimo, no te detengas, es un gran reto personal del que seguro saldrás muy satisfecho. ¡Buena suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *