Recorrido por el Puerto de Valdelinares

Recorrido por el Puerto de Valdelinares

El puerto de montaña de Valdelinares se halla al sureste de la provincia de Teruel en plena Sierra de Gudar. La manera más confortable para llegar a Alcalá de la Selva es por medio de la autovía A-23 y tomando la carretera A-228, en dirección Mora de Rubielos. Una vez allí es posible atravesar dicho pueblo y a unos 17 km llegar a Alcalá. Final de etapa de la Vuelta a España en 2005 y 2014.

Con respecto a la altimetría, en el perfil del Puerto de Valdelinares se contempla que la subida empieza de manera suave y va aumentando su pendiente progresivamente. Entre los kilómetros 2 y 5 nos hallamos con rampas suficientemente fuertes (entre el 7 y el 12 %), que posiblemente hará que nuestro corazón se acelere en poco tiempo. Luego de esto, 1 km para recuperar y enfrentar otro par de kilómetros de gran exigencia con la mirada enfocada ya en la cima. El puerto en sí, no es demasiado complicado debido a que no alcanza los 10 km y si se comienza desde abajo con las fuerzas adecuadas en una hora lo estarás coronando. Otra situación es si se llega de subir otro puerto (Por ejemplo el Puerto de San Rafael), debido a que algunas rampas demandan toda la energía. Se considera como de 2ª Categoría.

Alcalá de la Selva

Se parte del municipio de Alcalá de la Selva, ubicado a una altitud de 1400 m. y con una población cercana a los 500 habitantes. Se encuentra rodeado por un castillo, cuya torre del homenaje se restauró hace poco tiempo. Llama la atención el impecable estado del campo de fútbol, con un césped que muchos equipos desearían. Por supuesto no falta el agua por esta región, por lo que es posible abastecerse en algunas de sus fuentes, como la de la Plaza de la Iglesia.

Curvas de herradura (km 3)

Este puerto además empieza con una zona de verdes praderas, donde se puede apreciar algunas vacas paseando despreocupadamente en estos tiempos de crisis. Al comenzar la zona más fuerte, se presentan las primeras curvas de herradura, que siempre llaman la atención durante el ascenso. Simultáneamente comienza hacerse más espeso el bosque de pino, fundamentalmente silvestre. Se habla de la presencia de pino moro en cotas altas, siendo éste la diversidad de pino que mejor se acomoda al frío y a la nieve.

Esta subida, representó la final de etapa de la Vuelta Ciclista a España en el año 2005, la cual partió de Cuenca y se coronó en primer lugar por el gran ciclista bejarano Roberto Heras, 4 veces ganador de la ronda hispana.

Algo que se debe considerar, es que nos hallamos en cotas cercanas a los 2000 m. por lo que es recomendable cargar una mochila con abrigos, aunque sea temporada de verano. Lo cierto es que es posible disfrutar de un ascenso con una temperatura muy agradable, sin embargo en el descenso se siente más el frío.

La cima

A unos 8 km de la cima está el pueblo de Valdelinares. Por lo general se disfruta mucho de los pueblos próximos que se van encontrando, sin embargo en algunas situaciones se presentan nubes que amenazan con descargar lluvia. Por fortuna es posible volver a Alcalá, para protegerse de las inminentes tormentas que en algunas ocasiones se desatan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *