¿Son compatibles cicloturismo e invierno?

El periodo de tiempo comprendido entre primavera y verano ocupa gran parte del calendario de marchas y pruebas de carácter cicloturista. Se trata de días en los que el tiempo tiene menos probabilidades de estropear lo que durante tanto tiempo se ha preparado con mimo. Un día de lluvia, o incluso nieve, puede tirar por tierra hasta la celebración del evento. Por ello en invierno hay una oferta mucho menor en forma de congregación de ciclistas, al menos con una organización planificada detrás. 

¿Es posible entonces combinar invierno y cicloturismo? Aunque hay eventos, es difícil encontrarlos, sobre todo que encajen con lo que buscamos. Lo que es más práctico, visto que el tiempo es impredecible a corto plazo, son las quedadas. Hacer rutas con algún club ciclista o una grupeta de amigos de la zona. Son todas anulables en caso de un repentino cambio de metereología, sin presión, sin necesidad de tener que seguir pese a todo.

¿Se puede salir en invierno y con malas condiciones climatológicas? Lo recomendable sería evitar las condiciones extremas. Al igual que en verano hay muchos cicloturistas que deciden subirse a la bicicleta durante los días de más calor, en invierno y siguiendo unas normas básicas y el sentido común, bien se puede disfrutar de la bici. El terreno de alta montaña, sobre todo, ofrece más inseguridad debido a una notable mayor despoblación y soledad de sus dominios y a un clima mucho más variable que en las llanuras o zonas urbanas. Llevar abrigo, comida y bebida, tener localizados de antemano posibles lugares para refugiarse en caso de lluvia o nieve intensa, no salir solo en la medida de lo posible… son algunas de las cuestiones a tener en consideración para practicar ciclismo en esta época. En todo caso, sí es posible salir y disfrutar de la bicicleta en época invernal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *