Bradley Wiggins y la transformación del ciclismo

Cuando Wiggins cambió la pista por la carretera nadie apostaba por que este ciclista británico lograse lo que a la postre lograría. Era un gran contrarrelojista, buen rodador, pero la montaña se convertía en un problema, en un escenario imposible de controlar para un ciclista como él. Al llega al Team Sky en el año 2010 todo cambió. Los sistemas de entrenamiento, los objetivos, la ambición, la mentalidad, los materiales y, sobre todo, la forma de afrontar las carreras.  Sigue leyendo

Ancares, el puerto que decide la Vuelta

Olvidado durante muchos años por el ciclismo profesional, el puerto de Ancares ha sido un habitual de la Vuelta durante los últimos tres años. Desde que en 2011 se escaló por primera vez, habrán sido tres las que se ha ascendido el coloso en los últimas tres ediciones de la tercera grande de la temporada. Sigue leyendo

Lo que Contador le da al ciclismo

El corredor español atravesó un mal año en 2013, una mala racha precedida de su vuelta al éxito, pasando casi del olvido que produjo su sanción al más rotundo éxito en la Vuelta de 2012, en la que derrotó a Joaquim ‘Purito’ Rodríguez de la forma más hermosa y cruel que se podría imaginar. Ese vaivén de estados ha repercutido en un tranquilo inicio de 2014 que le ha permitido recuperar el tono y el ritmo anterior a su sanción. No hay nada como un invierno tranquilo para poder pensar como el que se permite a un ciclista al que casi se daba por acabado.  Sigue leyendo

La temporada ciclista ya está en marcha

Tras varios meses de invierno, el ciclismo profesional se pone en marcha. Sí, ya son varias las semanas que los corredores llevan disputando carreras, pero no ha sido hasta esta cuarta semana de febrero cuando las grandes figuras del pelotón han dejado su sello o han debutado. Hoy día todos los grandes se implican en las pruebas anteriores a las grandes vueltas o las grandes clásicas. Necesitan testar que se encuentran en buena condición. Si, de paso, pueden dar un golpe moral a un rival, mejor que mejor.

El pasado fin de semana tuvimos ganando a Valverde, Froome y Contador, tres de los grandes del ciclismo actual. En tiempos de Armstrong y Ullrich, raro era ver a estos hombres, protagonistas fundamentales del Tour de Francia, en batallas que no fueran durante el mes de julio. Por fortuna, en estos tiempos la competición se vuelve activa para los favoritos a las carreras más mediáticas, lo cual favorece que el aficionado sintonice antes con la temporada, que para algunos históricamente ha empezado siempre en París-Niza, a mediados de marzo.

Ese hecho es una bendición para las pruebas menores, que ven cómo la fiebre por conseguir un resultado tempranero les permite tener participaciones muy sólidas y defendibles ante patrocinadores. Ese sentido de la responsabilidad por parte de muchos ciclistas se dejará notar en un futuro no muy lejano -para bien-, lo cual es de agradecer.

Por tanto, disfrutemos una a una las carreras, repletas todas ellas de más de un corredor al que querer ver en acción. Las carreras previas a las clásicas comienzan con marzo y al mismo tiempo los adoquines progresivamente van cobrando protagonismo. París-Niza, Tirreno, Flandes, Roubaix… la primavera ciclista, tan hermosa como esperada. Las bicicletas ya ruedan en busca de los grandes objetivos, esos con los que los genios del pedal nos harán disfrutar y levantarnos de nuestro sillón. ¡A disfrutar!