Montaña: peligro para el ciclista

La majestuosidad de los puertos de montaña siempre ha sido un reto para el ciclista. Enormes moles esperando ser domadas por personas de infinito menor tamaño. Grandes paisajes, ríos de aguas cristalinas y vegetación capaz de regalarte ingalaciones de oxígeno que la ciudad nunca te podría dar. Un paraíso accesible, al alcance de todos a cambio de un puñado de esfuerzo. Pero, cuidado, no todo es belleza y felicidad. Existen una serie de aspectos a tener en cuenta y con los que deberíamos salir casa con suma claridad.

Sigue leyendo