¿Te gusta el cicloturismo competitivo?

La propia definición del ciclismo de relajación, de disfrute, se aleja del ciclismo competitivo, de la presión de buscar el rendimiento y ser mejor que otros. Aquí se trata del goce del compañerismo, de la igualdad ante el sufrimiento y de la solidaridad ante él. El problema llega dado por una inapropiada combinación de ambos, con el sometimiento de los cicloturistas puros al marketing y atractivo de la competición encubierta, el resquicio que le queda a muchos que llegaron tarde al profesionalismo o que han cobrado esa inquietud de forma tardía. Sigue leyendo