Coll de Pradell. El rey de los Pirineos (II)

Iniciábamos esta Semana Santa con un post sobre una de las vertientes del Coll de Pradell. Hoy seguimos con otra vertiente, posiblemente la más exigente. Supone la ascensión a Coll de Pradell previo paso por el largo y muy duro Coll de Fumanya. Pertenecientes a sierras diferentes, el asfaltado hace unos años de una pista forestal posibilitó la unión de dos pueblos, Fumanya y Vallcebre, y de estos dos puertos, colosos ambos por separado y más, juntos. Sigue leyendo