Travesía por Cumbre del Sol (por Alcásar)

Travesía por Cumbre del Sol (por Alcásar)

Uno de los sitios más llamativos que se encuentra en la costa alicantina es el ascenso por la llamada Cumbre del Sol. Desde una altura superior seducen las fantásticas vistas así como la agresividad de su breve trazado.

Ubicado en el noroeste de la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Alta, en un contexto de costa muy accidentado, la Cumbre del Sol posee diversas vertientes. La más reconocida es la que empieza en la carretera VC-740 en Xábea dirección a Benitatxell con una longitud de 6 km. y una media del 6% cercano. Sin embargo en este recorrido se descubre una vertiente relativamente nueva, específicamente por la urbanización del pueblo de Alcásar aún más fuerte, particularmente de 4,1 km. y una media del 9,5%. Las máximas se enfilan sobre el 20%, esto significa, una verdadera pared.

Al girar a la derecha cerca de donde se halla un Mercadona (CV-737) obedeciendo las señales hacia la Cumbre del Sol. Nada más girar se observa una recta de unos 400 m. con una inclinación de gran contundencia.

Luego de la extensa recta que deja a cualquiera sin aliento se procede a realizar una curva. Se continúa con porcentajes muy elevados.

Al aproximarse al primer km. de ascensión es posible apreciar carteles que señalan la ruta a seguir. A la derecha se deja el desvío al Valle del Portet y Vista Ifach.

Travesía por Cumbre del Sol (por Alcásar)

Posteriormente de algo más de un km., de pedalear los exclusivos descansos son debido a que desciende un poco el porcentaje de la rampa. Se accede en el Residential Park Cumbre del Sol. Como es posible contemplar al realizar la travesía, los ciclistas se desplazan por una carretera amplia y en perfectas condiciones.

Una vez se pasa por la urbanización y una serie de viviendas en construcción ya se dispone de una impecable vista del desenlace del puerto. Una enorme pista asfaltada entre parcelas al desnudo producto de la impactante especulación y destrucción de la magnífica costa alicantina.

Esta rampa es completamente salvaje, y eso que los ciclistas se atreven en un día soleado a subirla. No se alcanza a describir lo duro que puede llegar a ser ascenderla en pleno verano.

Al pasar el km. 3 del ascenso, los ciclistas después de realizar un gran esfuerzo en la bicicleta, afrontan la parte final tratando de superarla, aunque menos dura que la recta anterior, sin embargo cerca del 10%.

Progresivamente la dureza se reduce hasta arribar a un falso llano que conduce a las antenas de la cumbre.

Desde la cima se disfruta de increíbles vistas: La Marina Alta hacia el Oeste, el Montgó y Xábea hacia el Norte y el peñón de Ifach, Calpe y aún Benidorm hacia el Sur. Incluso los días de alta visibilidad hasta Ibiza. Este recorrido es una oportunidad que los aficionados a las ruedas y amigos coronan a una altura de 422 m., y un desnivel superado en tan solo 4 km., próximo a los 400 m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *