Una aventura en bici por el Alto de Cazorla

Una aventura en bici por el Alto de Cazorla

Al ubicarse sobre el Río Guadalquivir, entre los límites de la provincia andaluza de Jaén, el ascenso se realiza a través de un puerto muy extenso y tendido, como en este caso es el Alto de Cazorla. El ascenso nos conduce a la localidad de la misma denominación, por medio de las A-315 y A-319, en un largo recorrido hacia el Este. La trayectoria comprende una longitud de algo más de 22 kilómetros que representa el puerto final de etapa, en la etapa 6 de la Vuelta a España 2015.

El recorrido por Cazorla es posible realizarlo por dos combinaciones diferentes de calles. Generalmente la travesía preferida por los ciclistas es la más extensa y consiste en seguir la carretera general que asciende hacia Burunchel y el Puerto de Las Palomas, que dibuja dos curvas de herraduras en la población y posee una pendiente tendida que se encuentra aproximadamente en 5-6%. Otra alternativa que exige de un gran esfuerzo para quienes se aventuran a este recorrido consiste en atravesar de forma directa al pueblo por la Calle del Carmen y el Camino de La Iruela. El cruce por Cazorla se realiza por medio de calles estrechas, empedradas e integradas entre viviendas donde no es posible el paso de dos vehículos, asimismo ofrecen una pendiente entre 1,6 Km. Al 11% aproximadamente. Esto puede representar un riesgo logístico, sin embargo se trataría de un tramo breve, se pueden desviar varios vehículos por la carretera general para integrarse más adelante, y agregar una ventaja de dureza y espectáculo muy indispensable en un punto esencial para el desarrollo de las etapas.

Dos etapas a elegir por Cazorla

Las etapas entre las que pueden elegir los ciclistas presentan una alternativa “normal”, y la segunda consiste en un recorrido que requiere de un mayor esfuerzo por Cazorla:

La salida por la ciudad de Úbeda, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad constituye parte de la primera etapa, al transitar por sus calles los ciclistas pueden contemplar la belleza y preservación de una gran cantidad de edificaciones renacentistas que constituyen su entorno urbanístico, que asimismo dispone de un Parador propio. En un comienzo no se presentan mayores inconvenientes hasta cruzar Villacarillo, donde luego de un descenso se debe asumir un gran ascenso a Villanueva del Arzobispo. Al pasar el kilómetro 70 se llega a la zona más exigente de la etapa, la sucesión del Collado del Agua de los Perros, y el Collado de La Ttraviesa. El terreno presenta cierto grado de dificultad al tener que pasar por una carretera angosta y “que se agarra”, con lo que se dificultad el control de la carrera.

En Cazorla se comienza el ascenso a La Iruela, que en esta situación se lleva a cabo por la vertiente normal la cual es tendida y no presenta mayores complicaciones. Luego de un reducido descanso se retoma el ascenso camino del Puerto de Las Palomas, nuevamente sin enormes rampas pero ya muy próximo a la meta a tan solo unos 6Km. A partir de ahí se comienza el ascenso final camino del Parador de Cazorla.

La segunda etapa es más exigente para los ciclistas que avanzan en su recorrido y comprende 10 puertos. La salida se encuentra ubicada en Jaen, capital de la provincia, que dispone de un Parador situado en el Castillo de Santa Catalina que puede significar un buen final de etapa.

El perfil se divide en dos mitades. La primera de ellas está integrada por los puertos de La Guardia, Pegalajar, Albánchez y, Sierra de la Cruz. El comienzo es perfecto para los ciclistas, pues solo deben enfrentar 4 puertos en terreno llano, en lo cuales pueden realizar escapadas para acelerar el ritmo y desgastarse.

Los próximos 30 Km. Llanos son los más simples porque luego se presenta una extensa sucesión de subidas y bajadas. El encadenado de Belerda y el Pto. de Tíscar es el recorrido de mayor exigencia de toda la etapa, y se ubica en un punto crucial que puede generar una intensa selección. Tras el descenso, se accede a un terreno “pestoso” que conduce a Los Peralejos, a poca distancia de Cazorla.

Al coronar La Iruela, es necesario afrontar el mismo final que en la situación anterior con el Puerto de Las Palomas, y conseguir alcanzar la meta por el alto camino del Parador de Cazorla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *