Una etapa con adoquines en España para profesionales

¿Se podría hacer una etapa donde los adoquines, el famoso pavé, fuera determinante en España? Es difícil decir sí o no rápidamente. Hay ciudades y pueblecitos con tramos de pavé, aunque nunca tan duros como los de Bélgica y Francia. Y además están alejados entre sí como para hacer una etapa en la que sólo ellos (los adoquines) sean protagonistas. Pero hemos intentado hacer algo parecido con esta etapa que comienza y termina en Ávila.

La etapa sale desde la misma ciudad de Ávila, buscando la zona de El Espinar, un territorio donde suele soplar viento. Desde allí se encarará la primera subida del día, la del Puerto del León. Una subida tendida y corta por esta vertiente, que va a dar a una bajada revirada camino de Guadarrama. Tras el descenso viene un tramo de llano bastante corto que lleva al primer muro del día. La subida de Cañada Nueva, en El Escorial, ya ha sido testigo de un final de la Vuelta a España. Es un tramo empinado y empedrado donde las cuestas llegan al 19%. Tras el corto descenso, segundo tramo de pavé, esta vez alredor del Monasterio de El Escorial. Una vez terminado se inicia un circuito por sus alrededores para volver a ascender Cañada Nueva y pasar por el Monasterio antes de salir de El Escorial buscando el Alto de la Cruz Verde. Con él se termina este primer tramo de desgaste en la etapa.

La carretera sigue dirección Ávila hasta que gira a la izquierda. Será este un tramo de descenso para buscar San Bartolomé de Pinares. Un pueblo con multitud de calles empedradas donde afrontamos el tercer tramo de pavé. La subida a San Bartolomé será corta pero muy empinada. El descenso también está empedrado. Se inicia ahora un circuito alrededor de Santa Cruz de Pinares para dar un segundo paso por la cota de San Bartolomé. Una vez acabado el segundo paso se inicia la subida al Alto del Boquerón, una subida exigente. Buscamos ya la ciudad de Ávila, donde se disputarán los últimos kms.

Se entra en la ciudad por las Murallas, para ya no abandonar el pavé hasta el final de la carrera. Se gira a la izquierda buscando el Parador Nacional para luego afrontar un segundo repecho más tendido. No abandonaremos el adoquín hasta acabar en la Catedral de Ávila.

Una etapa donde hay un poco de todo, con 12 kms adoquinados que combiandos con los diferentes puertos y rpechos pueden configurar una etapa muy atractiva para el espectador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *