Valverde, número 1

Un murciano gana el número uno del Uci World Tour, un galardón que anteriormente había dominado otro español, el ciclista catalán Joaquim Rodríguez, más conocido como Purito. Alejandro Valverde ha sido gracias a su regularidad de enero a octubre el considerado mejor corredor del año, un premio que reconoce lo que la carretera ha sido incapaz de reconocerle y es su indiscutible clase y su carácter de campeón. 

Comenzó la temporada de forma imparable con su tercera victoria consecutiva en la Ruta del Sol, donde ganó tres etapas. Después en las clásicas estuvo bien, cerca de la victoria, si bien en la Amstel Gold Race se le anticipó Gilbert. En la Flecha Valona no tuvo rival. Antes, en la Vuelta al País Vasco, tuvo que sucumbir ante Contador, que estuvo súper. Y por fin llegó el Tour, donde en principio no contaba como gran favorito. Sin embargo, las caídas y abandonos de los grandes favoritos le dejaron en bandeja un podio que nunca llegaría.

Se mantuvo durante toda la carrera en segunda posición, justo detrás de un Nibali inalcanzable. Fue valiente, atacó y se mostró como uno de los capos de la prueba. Sin embargo, tuvo que sucumbir en las últimas etapas ante el poderío de Pinot y un sorprendente Peraud, para alegría de Francia. Su cuarta posición le generó más de una crítica, injusta a todas luces cuando había sido quizás su mejor Tour.

Una semana después se sobrepuso ganando la Clásica de San Sebastián con una clase sublime. Con estas perspectivas fue a la Vuelta, enrabietado. En las primeras etapas atacó a lo loco, por sorpresa, reivindicando su papel de líder, que en septiembre era para Nairo Quintana. Abandonando éste, le quedó el camino libre para ser tercero en Santiago de Compostela. En el Mundial sería también tercero y segundo en Lombardía, un broche de oro a un año quizás no muy ganador, pero muy presente en el podio de las grandes citas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *